Home > About FRSO > Statements

Día de los Trabajadores 2009: luchando contra la crisis

Por la Organización Socialista Camino de la Libertad

El primero de mayo, día internacional de los trabajadores, millones de personas marcharán en contra de la crisis económica capitalista que ha consumido la mayoría del mundo. Gente trabajadora en África, Asia, Europa, América Latina, el Medio Oriente y Norte América tomarán las calles para protestar contra el creciendo desempleo, los recortes en horas y los recortes en sueldos que están afectando al pueblo a nivel mundial.

Aquí en los Estados Unidos el primero de mayo ha llegado a ser un día de protesta en que los chicanos, mexicanos, centroamericanos y sus aliados exigen un alto a las redadas y deportaciones y la legalización para los indocumentados. La nación chicana se está movilizando para romper las cadenas del racismo, la desigualdad y la opresión nacional, y un movimiento está creciendo hacia la liberación y autodeterminación.

El primero de mayo celebramos el espíritu del internacionalismo y de solidaridad con las luchas de los países, naciones y pueblos oprimidos en contra del imperialismo y del imperio estadounidense. Durante el último año hemos visto la resistencia histórica del pueblo palestino contra los ataques asesinos de los aviones y tanques sionistas, apoyados por el gobierno estadounidense. El gobierno títere en Afganistán está cayendo aún más en crisis, y los Estados Unidos están mandando docenas de miles de tropas más para tratar de mantenerlo. La crisis económica mundial está debilitando el imperio de los Estados Unidos mientras más y más países luchan en contra del dominio norteamericano alrededor del mundo.

Por primera vez desde la Gran Depresión de los años 1930 la economía se encuentra entre una recesión severa y una crisis financiera completa. En toda la nación millones de casas están vacías y no se pueden alquilar ni vender. Millones de carros se encuentran sin nadie que los compre. Una crisis de sobreproducción ha tomado la economía mientras miles de negocios se cierran o cortan producción, echando a millones de trabajadores a la calles.

Negocios de Wall Street como el banco de inversión Lehman Brothers, el gigante de aseguranza American International Group (AIG), prestamistas de hipotecas Fannie Mae y Freddie Mac, y bancos como Washington Mutual, Wachovia, y Citibank se han declarado en bancarrota, se han vendido o dependen del rescate del gobierno.

Mientras el gobierno ha puesto casi dos TRILLONES de dólares en el sistema financiero, se ha usado el dinero para pagar grandes bonos a los jefes, tomar más bancos, pagar dividendos a los accionistas, o ha sido guardado. Con aun más pagos hipotecarios retardados aunque los precios de casas siguen bajando, el pueblo trabajador está furioso con el rescate que benefició a los bancos y los inversionistas millonarios.

Pero los trabajadores siguen luchando. Gente trabajadora en todo el país fueron inspirados por la lucha de los trabajadores de Republic Window en Chicago, quienes expusieron el papel del Banco de América en cerrar su compañía. Los trabajadores de Republic Window siguen la tradición larga de la lucha de los trabajadores en Chicago. El primero de mayo de 1886, trabajadores estadounidenses fueron a la huelga por las 8 horas de trabajo al día. En la Cuadra Haymarket en Chicago, los trabajadores en huelga chocaron con la policía. Esto terminó con la ejecución de cuatro líderes de la clase obrera, tres de ellos inmigrantes. El primero de mayo fue declarado Día Internacional de los Trabajadores para conmemorar esta lucha y la injusticia hecha por el gobierno.

Gente trabajadora se están organizando para luchar en contra de la crisis económica. En Minneapolis, se formó la Coalición por un Rescate del Pueblo. Como una coalición de organizaciones comunitarias de los pobres, los trabajadores, estudiantes, inmigrantes y movimientos anti-guerras, ha podido introducir legislación que defendería a gente trabajadora y hacer que los ricos paguen por la crisis.

Bajo ocho años del reino republicano, los ricos se hicieron más ricos y los pobres llegaron a ser más pobres. El gobierno dejó que Wall Street hiciera lo que quería y así hizo el camino hacia la crisis financiera que culminó el año pasado. Invadieron a no sólo uno, sino a dos países intentando tomar el control del Medio Oriente y Asia Central, junto con sus enormes cantidades de petróleo. La administración de Bush también aumentó las redadas y deportaciones, tratando de difundir temor y terror en las comunidades mexicanas, centroamericanas y chicanas. La destrucción de Nuevo Orleáns y Mississippi y la matanza de las comunidades afro americanas no fue un desastre natural, fue un desastre hecho por el hombre con sus raíces en el racismo y la opresión sistemática de la nación Negra.

El creciendo enojo hacia Bush y los derechistas hizo que decenas de miles fueron a protestar en contra de la Convención Republicana Nacional en septiembre y que millones más salieron a votar en contra del régimen Bush-McCain. Con los demócratas en poder ahora hemos visto un poco de asistencia para gente trabajadora en la forma del desempleo extendido el seguro médico. Pero los demócratas todavía son un partido de Wall Street y los grandes negocios. Fueron los demócratas que ganaron los votos para el rescate de los bancos el pasado octubre, y que pasaron la segunda ronda de rescates para los bancos este año. El problema no fue sólo Bush y los republicanos, ni es la solución tener más demócratas en el congreso.

Sólo un movimiento popular más fuerte puede presentar un desafío a la fuerza que tienen Wall Street y los grandes negocios sobre la política económica. Sólo un movimiento anti-guerra más grande puede oponerse al aumento de tropas en Afganistán y los planes de los Estados Unidos para extender la guerra a Pakistán. Sólo un movimiento re-energizado por los derechos de los inmigrantes puede poner un fin a las redadas y deportaciones, y ganar legalización para los indocumentados. Sólo el levantamiento de los afroamericanos, los chicanos/latinos y otras nacionalidades puede parar la violencia de la policía con nuestras comunidades y adelantar la lucha por la igualdad, liberación y auto-determinación.

En el análisis final, la crisis económica, los movimientos anti-inmigrantes y la guerra imperialista son todos parte del monopolio capitalista. Es la minoría disminuida de billonarios que son dueños de los grandes bancos y corporaciones y quienes ganan cuando gente trabajadora pierden sus trabajos, sus casas, sus comunidades y sus vidas. Es más y más claro que tenemos que cambiar el capitalismo por un sistema en donde la producción se hace para la necesidad del pueblo, y no para las ganancias de los más ricos: el socialismo.

¡Viva el Día Internacional de los Trabajadores!

¡Legalización Ahora, No más Redadas y Deportaciones!

¡Igualdad, Liberación y Auto-determinación para todas las naciones oprimidas!

¡Trabajos y dinero para las escuelas y los servicios públicos! ¡Alto a las reposesiones! ¡Hacer que los ricos paguen!

¡No Tropas a Afganistán! ¡Fuera todas las Tropas de Irak Ahora!

 

Freedom Road Socialist Organization is a Marxist-Leninist organization in the United States. This website contains information about our organization, our politics and some of our activities in the people's movements.
www.frso.org | email us | PO Box 87613, Chicago, IL 60680-0613, USA